El latín es una lengua muerta. No es ya la lengua de ninguna nación o pueblo, pero hace 2500 años todavía la hablaban millones de personas.

Fue un idioma que se hablaba en el centro de Italia y con la expansión de Roma llegó a ser la lengua de todo el imperio, desde Portugal hasta Jordania y desde Francia hasta Egipto.

Es una lengua desinencial, las palabras cambian según su función. Por ejemplo, rey es Rex, ama es amat y reina es regina… Pero no se dice Rex amat regina… sino Rex reginam amat … aquí regina es un complemento directo, entonces debe terminar en am… pero eso es porque pertenece a la primera declinación… Si la palabra perteneciera a a la tercera declinación como CANIS (perro), su complemento directo es CANEM.

El 70 por ciento de las palabras del castellano viene del latín. Pero hay que acotar algo, ya para mediados del imperio había dos tipos de latín: el culto y el popular. Casi todo el latín que sobrevivió en el castellano viene del popular. Por ejemplo, la gente culta, hace 2500 años, para decir caballo decían equus, el pueblo decía caballus, y este fue el que sobrevivó. Aunque equus lo encontramos en palabras como ecuestre o equitación.

Los cultos para decir casa decían domus, el pueblo decía casa, porque ningún pobre vvía en una domus. Una domus era como una quinta, una mansión, las casas eran las chozas de los campesinos.

La palabra pagano que muchos de ustedes han escuchado viene de paganus que signficaba campesino. ¿Por qué entonces se les decían paganos a los que aun no creían en Cristo?

Es que el cristianismo se propagó muy rápido en las ciudades. Los campesinos eran muy reacios a abandonar a sus antiguos dioses. Ellos siempre habían estado cerca de la naturaleza y les costaba eso de ya no creer en faunos, sátiros, dioses del agua, de la tierra o de la primavera. Le costó mucho a los primeros líderes cristianos evangelizar a los campesinos… o sea, a los “paganus”.

Durante siglos la iglesia católica usó el latín como idioma oficial. Me parece que esto fue abolido en el Concilio Vaticano II (Hace unos 60 años).

En la imagen la entrada de una antigua domus en Pompeya. En el piso hay un mosaico con un perro y la inscripción en latín CAVE CANEM… Se traduce correctamente como “Cuidado con el perro”, aunque gramaticalmente ese CANEM es un complemento directo, la traducción más correcta es : “CUIDADO, EL PERRO” y nos habla más o menos de como ellos hablaban, por ejemplo, no decían: Los soldados tomaron la ciudad, sino algo así como “Soldados, ciudad tomaron”.

Para finalizar. hay una palabra latina o una forma de decir algo que siempre me ha gustado, porque es un fósil del idioma, una palabra que se coló, que sobrevivió… Ustedes saben que la conjunción copulativa es y. Por ejemplo: Ciudad y Pueblo, pero aunque ellos también tenían esa y (La escribían ET), tenían también otra forma de escribirla. La escribían: QUE, y al final de la palabra, Por ejemplo. URBE POPULUSQUE (La ciudad y el pueblo).

Ese QUE, como conjunción “y”, todavía a veces lo usamos… Cuando dices:

César está escribe que escribe… Es porque quieres decir: César está escribe y escribe. O También Cuentame que te cuento: Cuentame y te cuento.

Y a propósito de CAVE CANEM… a los antiguos romanos les gustaba mucho esas frases que tenían cierta cacofonía… Las construían a propósito y si algunas se daban de forma natural como CAVE CANEM mucho más les gustaba. Hay una que seguro han escuchado: URBE ET ORBI… (A la ciudad y al mundo).

Si llegaste hasta aquí, gracias por leer.

Y un ejercicio final… Uno de los emblemas de Roma eran las siglas: SPQR…

¿Qué significa?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí