democracia

Alejandro E. Salazar Peñaloza (*)

 

El sábado 10 de diciembre de 1983, no fue un día cualquiera, los argentinos estaban pegados a sus televisores, un nuevo tiempo asomaba luego de una época oscura de muerte y dolor.

Desde el balcón del Cabildo de Buenos Aires, el Dr. Raúl Alfonsín da un discurso a los argentinos: “iniciamos hoy una nueva etapa en la Argentina, sabemos que son momentos duros y difíciles… vamos a hacer el país que nos merecemos…un pueblo unido jamás será vencido.

democracia

La presidencia del radical no fue sencilla, por todo lo contario, las dudas y los fantasmas de la intolerancia parecían asomar. Sin embargo más allá de aquello, algunos hombres dieron batalla para que la oscuridad fuera vencida. El juicio a La Junta Militar fue uno de los hechos de mayor relevancia. La acción de la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) a cargo de Ernesto Sábato puso la evidencia necesaria para un juicio ejemplar.

Sin embargo el gobierno de Alfonsín se fue empañando con el correr de los años, algunas insurrecciones de militares, la situación social, y una economía débil desembocó en una hiperinflación, debilitando su figura debió adelantar las elecciones y la entrega del mando presidencial en julio de 1989.

Un riojano desembarcó en el sillón de Rivadavia, su campaña y su figura rememoraba a la terrible imagen de Facundo Quiroga. Sus patillas y un carisma especial lograron cautivar a los argentinos, Carlos Saúl Menem, provenía de una tradición peronista que apuntaba a volver a ocupar la presidencia.

Los primeros dos años (1989-1990) fueron de una situación de gravedad, la hiperinflación, las manifestaciones se asemejaban un barco que naufragaba en una tormenta que parecía no terminar. Ante esto una política de privatización llegó como un sello característico. La Argentina asumió con EE.UU relaciones centrales. El Plan Bonex confiscó los depósitos de los ahorristas. Si bien el costo fue duro, la inflación bajó para finales de 1990.

democracia

La llegada de Domingo Cavallo como ministro de economía, dio vuelta la página. El plan de la Convertibilidad será un sello que duraría unos 9 años. Lo que llevaría a una aparente tranquilidad económica que se sostenía con préstamos que llevaron a una gran deuda externa. La reforma constitucional de 1994, achicó el periodo presidencial a 4 años, y reconoció nuevos derechos.

El periodo estuvo teñido de actos de corrupción que se vieron manifestados a nivel nacional como provincial: el caso María Soledad Morales, la muerte del soldado Carrasco, el atentado a la AMIA, la muerte de Carlos Menem Jr., entre otras.

Entre 1998 y 1999 la situación económica se agravó en forma radical, la desocupación, los paros, y el malestar terminaron siendo una situación difícil para los argentinos.

democracia

La oposición logró unificar, en cierto modo su pensamiento, de esa forma nació la Alianza. La unidad de partidos entre los cuales se destacaban la UCR, y el Frepaso. Los nombres que representaban esta coalición eran: Fernando De La Rua, Alfredo Chacho Álvarez, Graciela Menjides, Raúl Alfonsín, Rodolfo Terragno.

Una nueva contienda electoral terminó con el triunfo de Fernando De La Rua, sobre su oponente Eduardo Duhalde del Partido Justicialista para 1999.

El gobierno de la Alianza estuvo señado por una situación económica que ocasionó diversas problemáticas; diferentes ministros de economía asumieron en cortos periodos de tiempo, entre los que podemos destacar Machinea, López Morphy y el retorno de Cavallo. Las negociaciones con el FMI y sus medidas de ajustes provocaron un desastre social que pronto tomaría la calle nuevamente.

El 2001 fue un año de profunda inestabilidad, desembocando en represión. Aquel diciembre donde los cacerolazos fueron un símbolo. El 20 el presidente, luego de haber autorizado un toque de queda, De la Rua renunció.

La crisis llevó a que en un lapso de semanas tres figuras debieran tomar la presidencia: el presidente del Senado Ramón Puerta, luego el puntano Adolfo Rodríguez Saa, siguiendo con el presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Camaño, quien con al apoyo de la Asamblea legislativa designó a Eduardo Duhalde.

Entre 2002 y 2003, el presidente provisional, buscó salir del apriete económico, intentando mantener la calma social. Inició una devaluación y terminó con la convertibilidad como modelo económico. Para esto designó como su ministro de economía a Roberto Lavagna. Si bien fue un año difícil de apoco la calma volvió.

Para el 2003, nuevamente las elecciones debían dar continuidad democrática, es así que el 27 de abril los argentinos votaron nuevamente. El ex presidente Carlos Menem ganó con un 24% contra el segundo Néstor Kirchner con un 22%; esto llevó a aplicar el balotaje. Sin embargo Menem decidió bajarse de la nueva elección.

El 25 de mayo de 2003 asumió Kirchner con una difícil situación, sobre todo en lo económico, sin embargo fueron años de buena producción como exportación que le permitieron apostar al sector industrial, generando un crecimiento. Esto se fue reflejando en diversas acciones. Entre las medidas más importantes de éste periodo podemos destacar la estatización de empresas argentinas, la política sobre Derechos Humanos, y el pago de la deuda con el FMI, entre una serie de marcos legales propios del modelo que empezó a generar.

democracia

Al terminar el mandato, el presiente decidió apoyar como su sucesora a su esposa, Cristina Fernández, abriendo así una nueva campaña y un acto democrático que terminó, con su triunfo en 2007. La primera mujer en ocupar el sillón de Rivadavia, tuvo un sello particular caracterizado por su acción como estadista de una amplia elocuencia en sus discursos. Si bien el modelo político tuvo una continuidad, debió enfrentar al sector agrícola-ganadero por las retenciones y los impuestos.

Al terminar el primer mandato, y con la muerte de su esposo en 2010, decidió ir por un segundo mandato esta vez acompañado por Amado Boudu como Vicepresidente. Si bien continuó con el modelo, el aumento del gasto público, generó fuerte disputas con algunos sectores de la Derecha argentina. Diversas acusaciones de corrupción comenzaron a ser parte de los últimos años.

Para el 2015, nuevamente las elecciones dan continuidad a la democracia, esta vez la contienda llevó a Mauricio Macri del Frente Cambiemos luego de disputarse en segunda vuelta contra Daniel Scioli del Frente para la Victoria.

El periodo 2015-2019, fue bastante complicado, con una fuerte inflación que impacto en lo económico. Su política preservó el cepo cambiario. El año más difícil fue el 2018, para afrontar el pago del interés de préstamos, se pidió un préstamo al FMI.

Durante esta etapa, los gremios y entidades sindicales reclamaron por mejorar la situación.

democracia

Para mediados de 2019, las elecciones comenzaban una nueva carrera presidencial. Esta vez la formula Alberto Fernández – Cristina Fernández compitieron con la fórmula del Frente Cambiemos con Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto. En triunfo a favor del Frente Todos.

El gobierno que está a punto de terminar, estuvo sometido por diversas problemáticas entre las que podemos destacar la Pandemia de Covid, la alta inflación, la pobreza como problema central.

En las últimas semanas se han cumplido 40 años del retorno a la democracia, el triunfo del libertario Javier Milei se ha sostenido con un sistema que tiene miles de defectos, pero por ahora es lo mejor que establece la representatividad. Si bien somos un país bastante joven, éstos 40 años de altibajos son parte de un proceso.

democracia

Como sentimiento creó que la democracia nos permite elegir, y ese privilegio no es algo que se consigue del día a la noche, es un deber de cada uno de nosotros ponerlo en valor para nosotros y nuestros hijos.

           (*)Prof. Titular- Cátedra Antropología- Dpto. Historia- FFHA- UNSJ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí