Casa histórica donde se reunió el Congreso de Tucumán 

 

LAS INTENCIONES DEL CONGRESO DE TUCUMÁN

El Congreso de Tucumán dejó bien en claro sus intenciones redactando un informe:

Declarar la Independencia. Mejorar las relaciones entre las provincias. Determinar qué forma de gobierno convenía más al país. Redactar la Constitución (se redactó en 1819, pero fue rechazada). Desarrollar un proyecto militar de defensa.

AQUEL 9 DE JULIO DE 1816

Después de meses de trabajo, finalmente se declaró la Independencia. Por ese entonces, el Congreso de Tucumán estaba presidido por Francisco Narciso de Laprida.

Juan José Paso, quizás el congresal más experimentado en política, preguntó a los demás si querían “que las provincias de la Unión fuesen una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópolis”. El Congreso entero gritó: “¡si!” y rompió en aplausos.

Afuera, el pueblo no ocultaba su alegría, y no era para menos: desde ese día “nuestro” país era realmente nuestro.

EL ACTA

Los diputados juran la Independencia en el Congreso de Tucumán

Cuando se calmaron los aplausos y las expresiones de alegría, el secretario José Mariano Serrano redactó el Acta de Declaración de la Independencia, que fue firmada por todos los diputados. Fue firmada por todos los congresales que declararon la Independencia. Se tradujo al quechua y al aymara para que las conocieran las poblaciones indígenas. Bien se puede decir que los principales impulsores de nuestra emancipación fueron Manuel Belgrano y José de San Martín. No sólo venían luchando por ello desde hacía varios años, sino que alentaron y siguieron todas las actividades del Congreso de Tucumán.

El acta fue publicada en castellano, en quechua y en aymara

Datos extraídos de Diario De Cuyo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí