[ad_1]

Al verlo desde la Ruta 40, el colosal Velódromo de San Juan en construcción deja pequeño al enorme Estadio del Bicentenario. Las “A” que forman su estructural circular y se alzan hacia el cielo ya no están vacías. Ahora, exhiben gradas casi hasta el tope dando cuenta de la gran capacidad de espectadores que podrá albergar.

El avance de estos trabajos está casi a la mitad, en el orden del 48,49%, según informó a Tiempo de San Juan el director de Arquitectura, Marcelo Scalia. Las tareas principales se concentran en las estructuras de hormigón armado que sirven para terminar las bandejas de pisos y gradas, que están dispuestas alrededor de toda la pista dando vistas privilegiadas al que se plantea como el escenario de grandes competencias ciclísticas. Las gradas se empezaron a trabajar e octubre de 2019 y ofrecerán capacidad para 5.800 personas sentadas.

Además, se está avanzando en el montaje de las escaleras metálicas de emergencia y la puesta a tierra de la futura sala de máquinas. 

En el predio ubicado en Pocito hay alrededor de 100 personas trabajando ahora. Los obreros se ven chiquitos desde afuera, recorriendo las gradas para darles las terminaciones. También hay una buena cantidad de máquinas al servicio de estos importantes trabajos que están a cargo de la UTE liderada por Petersen, Thiele & Cruz e integrada por Mapal, Cinter y Jaime.

Los trabajos del velódromo sólo se pararon una semana durante la fase uno de cuarentena en 2020 y siguieron aunque con ritmo más lento, por pedido expreso del Ministerio de Obras al consorcio de empresas dada la atípíca situación. Se prevé que esté terminado para principios de 2022.

El edificio tendrá una superficie aproximada de 12.000 m2 de forma oval, con una estructura tensada y gracias a la tecnología de última generación será un nuevo icono de este deporte tan popular y seguido por los sanjuaninos.

[ad_2]

Fuente: https://www.diariodecuyo.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí