“Les pido que amen a los estudiantes ‘difíciles’, a los que no quieren estudiar, a los que se sienten incómodos, a los discapacitados y a los extranjeros, que hoy son un gran desafío para la escuela. “Y luego están aquellos que te hacen perder la paciencia.

Jesús diría: Si amas sólo a los que estudian, que son educados, ¿qué crédito tienes? Cualquier profesor puede relacionarse con estos estudiantes.

En una sociedad que lucha por encontrar referencias, es necesario que los jóvenes encuentren un referente positivo en la escuela. Puede ser o se convertirá si dentro de ella existen maestros capaces de darle sentido a la escuela, el estudio y la cultura, sin reducirlo todo a sólo transferir conocimientos técnicos, pero con el objetivo de construir una relación educativa con cada estudiante, que debe sentirse bienvenido y amado por lo que es es, con todos sus límites y potenciales.

“Para transmitir contenido sólo se necesita una computadora, para entender cómo amar, cuáles son los valores, y cuáles hábitos que crean armonía en la sociedad se necesita un buen maestro”

Papa Francisco

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí