Maria Catalina Echevería de Vidal, hija de inmigrantes vascos, era hermana de un amigo de Belgrano, durante la estadía del prócer en su casa le encomendó una tarea que la haría quedar en la historia.

Confeccionó la Bandera Argentina que se enarboló, por primera vez, el 27 de febrero de 1812. Supervisada por Manuel Belgrano, compró telas, unió los retazos celeste y blanco y agregó hilos dorados a la terminación, una tarea artesanal que demandó al menos cinco días y para la que necesitó asistencia de dos vecinas. Sin embargo, durante 200 años nunca se rindió un homenaje a María Catalina que forma parte de la historia argentina.

Única y auténtica imagen de María Catalina Echevarría, anciana

Belgrano, ante la necesidad de tener un símbolo distintivo para su ejército, decidió pedirle la colaboración para su confección. El 20 de febrero en una charla privada, ella aceptó encargarse de la tarea.

“Siendo preciso enarbolar bandera y no teniéndola, la mandé hacer blanca y celeste conforme los colores de la escarapela nacional”,

explicaría Belgrano al Triunvirato, que desaprobó la decisión.

María Catalina, no sólo confeccionó la primera bandera argentina, asistió también a la ceremonia de jura, a orillas del Paraná y frente a las baterías de artillería Independencia y Libertad, “NO ERA COMÚN QUE ASISTIERAN MUJERES A UNA CEREMONIA MILITAR”.

Manuel Belgrano y María Catalina Echevarría de Vidal

Luego de caer derrotado en Vilcapugio en 1813, y mientras reagrupaba a su ejército en el pueblo de Macha (hoy territorio de Bolivia), Belgrano ordenó ocultar la bandera. En 1885 fue hallada en la capilla de Titiri.

Fuente: Diario Clarín 28/2/2012

🌀Más sobre la historia de la bandera: EL ESCONDITE

En 1885, el nuevo párroco de Macha, Primo Arrieta, decidió realizar una limpieza a fondo de la capilla. Al ser retirados los cuadros de Santa Teresa, aparecieron las banderas. Luego de algunas investigaciones, Arrieta encontró que el entonces cura de Macha había estado en una gran batalla y fue él quien perseguido ocultó las banderas en el cuadro antes de darse a la fuga.

Arrieta continuó su investigación para reconstruir la campaña de Manuel Belgrano en el Alto Perú, hasta su última batalla: Ayohuma. Se enteró, entonces, que antes de la derrota, Belgrano vivió en esa casa parroquial de Macha, donde se ocultaron las banderas para que no cayeran en manos de los realistas, contra quienes luchaban. Y allí quedaron hasta finales del siglo XIX. en 1896, el gobierno de Bolivia, en un gesto de confraternidad, entregó la bandera celeste-blanca-celeste a la Argentina, que hoy puede verse en el Museo Histórico Nacional, otra quedó allí, y se conserva en el Museo Casa de la Libertad de Sucre.

“Bendición a la Bandera”- Bajorrelieve de Eduardo Barnes en el Monumento a la Bandera en Rosario. Se encuentra representada María Catalina Echevarría.

#bibliotecajuanramírezdevelasco
#DiaDeLaBandera
#bibliotecapopular

 

Imágenes extraídas de:

www.cultura.gob.ar

banderasargentinas.blogspot.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí