Quilmes

(La historia de los Indios Kilmes; como surgió la primera cerveza argentina)
“Historias que debemos conocer”

Los Kilmes ( posteriormente Quilmes) fueron tribus de origen Quichua, ocupaba el territorio de la antigua provincia Inca, en la zona de los Valles Calchaquíes (Tucumán), nombre derivado del cacique rebelde Calchaquí. Estos indios se alzaron contra los conquistadores españoles, episodio conocido como “guerras calchaquíes”. Luego de diversos enfrentamientos, el gobernador de Tucumán, Mercado y Villacorta invade el valle, reduciendo a los pueblos alzados que, diezmados por el hambre y el aislamiento, son desarraigados de sus cerros y repartidos a los Españoles.
Los Quilmes, uno de los grupos que opuso mas resistencia, fue trasladado a un escenario geográfico, totalmente opuesto al que estaban acostumbrados. Junto con ciento cincuenta familias de Alcalianos, escapados de Santiago del Estero, llegarán a pié a la zona del Plata.
En 1666 se crea la Reducción de la Exaltación de la Santa Cruz de los Kilmes. ”Alrededor de la capilla original, estaban los humildes ranchos de barro y paja. La zona de influencia de la capilla se extendió a otros poblados, y contrariando lo dispuesto en el reglamento de la creación, fueron penetrando en la reducción otros pobladores no indígenas” (Rodríguez de Contardo-Rufini, 1987).
Hacia las postrimerías del siglo XVIII , se fueron agregando otras parcialidades indígenas. Los abusos, las enfermedades, los mestizajes y la miseria, contribuyeron a ir diezmando paulatinamente a la población originaria.
En 1784 la “Parroquia de Quilmes” se constituyó en “Partido de Quilmes” subdividido en seis cuarteles.
Paralelamente a ello, las costas quilmeñas eran escenario del tráfico negrero; a tal fin se construyeron galpones para alojar a los negros esclavos. Entre 1806 y 1807, las costas fueron lugar de conflicto durante el desembarco inglés. Interesante es recordar, que en las jornadas de mayo de 1810, fueron partícipes algunos vecinos quilmeños, quienes votaron por la destitución del Virrey.
Y así llegamos al 14 de agosto de 1812, año en que por decreto del Triunvirato, se dio por extinguida la reducción, “…por la misma se igualaba a los indios Quilmes con los demás ciudadanos, importante determinación que terminó con las restricciones que impedían el normal desarrollo del pueblo” (Craviotto, 1969). Fueron los ecos de la política revolucionaria de 1810.
A partir de ese año se produjeron cambios considerables, suprimiéndose las diferencias de clases, y vastas extensiones territoriales fueron incorporadas al dominio útil, lo cual implicó un importante desarrollo económico y social, que se verá reflejado a lo largo del siglo pasado
En 1827 se creó la primera escuela primaria. Se repartieron nuevos solares. Comenzó un continuo crecimiento.
Quilmes es el nombre de una de las más célebres parcialidades de la etnia pazioca (diaguita), parcialidad que habitaba el oeste de la actual provincia de Tucumán (Argentina). En su lengua, el cacán, kilme significa ‘entre cerros’.
Según el padre Pedro Lozano, los quilmes procedían del Norte Chico (en Chile) y llegaron a los Valles Calchaquíes refugiados ante la expansión del imperio inca:Los calchaquíes se preciaban mucho de no haber admitido jamás dominio extranjero, como otros de sus vecinos, ni permitir aun a sus vasallos asentar el pie en sus territorios, en prueba de lo cual se sabe que como los quilmes vinieron de la parte de Chile a esta de Calchaquí, por no sujetarse a los peruanos [quechuas], que por aquel reino [Chile] daban entonces [los quechuas] a sus conquistas, los recibieron [a los quilmes] los calchaquíes con las armas en la mano y tuvieron con ellos sangrientas guerras, creyendo eran vasallos del Inga [inca], hasta que enterados de que venían fugitivos de su patria por no sujetarse a aquel monarca, celebraron paces y les dieron grata acogida en su país, aplaudiendo su resolución, y después de tiempos, emparentados con ellos, fue esta parcialidad de los quilmes una de las más famosa de los Valles Calchaquíes.
Sin embargo, otros historiadores objetan esta procedencia, ya que los incas ya estaban en posesión de los Valles Calchaquíes y del Norte Chico cuando emprendieron la conquista de los valles centrales de Chile, no existiendo además evidencias arqueológicas que lo avalen.
Los quilmes se establecieron en los Valles Calchaquíes aproximadamente a fines del siglo XV. Su principal población (en ruinas) se ubica en el extremo oeste de la actual provincia de Tucumán, hacia las coordenadas: 26°27′50″S 66°05′20″O / -26.46389, -66.08889 a unos 2000 msnm, esta pequeña ciudad con una ciudadela (marka) sita en el cerro Alto del Rey fue destruida por los españoles en 1667.
Opusieron una fuerte resistencia a los colonizadores españoles durante los siglos XVI y XVII. La derrota final ante el gobernador de Tucumán, Alonso Mercado y Villacorta, luego del levantamiento del líder quilme Felipe Calchaquí, motiva el traslado de los quilmes. Las mujeres prefieren arrojarse al vacío con sus criaturas en brazos antes de verse sometidas. Los quilmes sobrevivientes fueron trasladados más de 1200 km desde Tucumán hasta la reducción de Santa Cruz de los Quilmes, casi a orillas del Río de la Plata, que devino en la actual ciudad de Quilmes en el Sudeste del Gran Buenos Aires (provincia de Buenos Aires).En el camino a Buenos Aires, los quilmes habrían hecho campamento en las inmediaciones de la actual ciudad de Carcarañá, a menos de treinta kilómetros de la ciudad de Rosario. En una polémica que no ha tenido mayor investigación ni fundamento, estudiosos franceses sostienen que los primeros pobladores de esta zona habrían sido entonces de la etnia quilme, noción que contradice la postura oficial que dice que Rosario creció alrededor de la veneración de su virgen, a partir del 1713.
Se creía que los quilmes se habían extinguido hacia 1812, cuando el gobierno independiente argentino declaró «pueblo libre» a los habitantes de la reducción (el 14 de agosto, fecha oficial de fundación de la actual ciudad de Quilmes).
Algunos descendientes mestizos del pueblo Quilmes viven en el oeste de la provincia de Tucumán.
Los aproximadamente 200 quilmes supervivientes (en 2005) descienden directamente de aquellos hombres y mujeres que resistieron el sometimiento realista, aunque se han mestizado con caucásicos. Habitan la zona comprendida por los pueblos de Colalao del Valle, en Tucumán y Fuerte Quemado, en el límite con la provincia de Catamarca, a lo largo del río Santa María, que corre entre los cordones montañosos del Aconquija y del Cajón.
En la actualidad en la provincia de Tucumán existen dos pequeñas localidades de las cuales la parcialidad quilme es epónima, la Quilmes que se encuentra en la encrucijada de la RN40 con la ruta provincial 357, esto es, unos 12 km al sureste de las ruinas de la antigua Quilmes y el sitio llamado Rincón de Quilmes, unos 20 km al oeste de la actual población tucumana de Quilmes. En cuanto a las ruinas, fueron descubiertas a fines del siglo XIX por el pionero de la antropología argentina Juan Bautista Ambrosetti. Casi cien años después —en 1978, se realizó una reconstrucción del pueblo.
Cabe destacar que La Quilmes, es la cerveza nacional de Argentina. Ésta se nombró con la denominación de la tribu indígena del noroeste del país, los indios Kilmes. La primera fábrica de cerveza se instaló en el pueblo que lleva ese nombre.
Otto Bemberg ( padre de la cineasta María Luisa Bemberg) llegó a la Argentina desde Alemania en 1888.
Eligió la localidad de Quilmes debido a la calidad del agua y la cercanía con la estación de trenes, lo que la hacía un lugar propicio para fundar su cervecería. El 31 de octubre de 1890, luego de dos años de trabajo, inició a vender la cerveza Quilmes.
Con el tiempo, Quilmes traspasó los límites de la ciudad llegando a todo el país, logrando una producción a gran escala. Se inauguraron nuevas cervecerías en lugares como Corrientes, Mendoza, Zárate, Tucumán y una maltería propia en Tres Arroyos. Sus publicidades a lo largo de los años la hicieron parte de la cultura popular argentina.
La cervecería colaboró con la creación de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Quilmes y la construcción del hospital local. Inauguró la Maternidad en el Hospital de Quilmes, que llevó el nombre de quien había sido benefactor histórico de esa entidad: Otto Bemberg, nombre que mantiene hasta la actualidad. También creó el Policlínico de la Cervecería. A su vez, inauguró instalaciones en la Escuela Nº 30 “Manuel Belgrano” y la Capilla San José Obrero ubicadas en la Villa Argentina. En 1921 se fundó la Asociación Deportiva Cervecería y Maltería Quilmes y se inauguró el Parque de la Cervecería con más de 87.000 m² de espacios verdes, centro recreativo.

Por : Horizonte Ferroviario
Fuente: Marcelo Cantó. Historia Argentina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí