Hola chicos! ¿cómo están?

 

 

 

 

 

 

 

Se preguntaron alguna vez…. ¿Cómo trasladan los animales a sus crías?

Cuando los hijos todavía necesitan protección, las madres animales los llevan con ellas, o también si por algún motivo deben abandonar el nido. Las formas de trasladar a los bebés son diferentes en cada especie.

¿Quiénes son los incubadores bucales?

Son un grupo de peces pertenecientes a la familia de los cíclidos. Estos peces “guardan” a las crías en la boca y así se trasladan buscando un lugar donde no haya peligro para los pequeños. Cuando lo encuentran, soplan y las crías salen y quedan nadando cerca de su madre.

¿Qué hacen los cocodrilos con sus crías?

Las transportan en la boca cuando los llevan a tomar su primer baño. La madre las hace entrar -de a seis por vez-, luego cierra la boca y entra en el agua. Allí vuelve a abrirla, las crías salen y comienzan a nadar.

¿Los invertebrados también trasladan a sus hijos?

Si. El instinto maternal -que por lo común se da en aquellos animales considerados superiores en la escala zoológica- también puede verse en algunos invertebrados. Por ejemplo la hembra escorpión traslada a las crías recién nacidas sobre su dorso. Si algún depredador intenta comérselas, la madre las defiende con su venenoso aguijón.

¿Cómo llevan las aves a sus pichones?

Los cisnes y otras aves acuáticas dejan que sus pichones “cabalguen” sobre su dorso. Al encontrarse mucho más altos que el nivel del agua, quedan a salvo de aquellos peces que puedan apresarlos. En muchas aves terrestres los polluelos siguen a la madre en sus desplazamientos.

¿Dónde lleva a sus crías la mamá murciélago?

Cuando llega la noche y las hembras salen a volar en busca de comida, los pequeños murciélagos se “cuelgan” de sus madres. Si la cría le resulta muy pesada y no pueden transportarla, la colocan en una rama cercana, que no dejan de vigilar mientras buscan su alimento. Luego recogen al bebé y vuelven a la madriguera.

¿Cómo traslada el oso panda a sus hijos?

Los cachorros del panda gigante no pueden “gatear” hasta los tres o cuatro meses. Por eso, hasta que cumplen esa edad, la mamá debe trasladarlos frecuentemente. Los toma delicadamente con sus dientes por la piel del cuello.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí